Como una scooter le moja la oreja a dos deportivas

Evidentemente son solos los primeros metros, lo justo para dejar avergonzado al “r” que sale, porque el otro, ni tan siquiera llega  salir

Author: Tito

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *